Laminas diamantadas

Click here to watch our video on gang saw blades

Para cortar piedras naturales con precisión, las láminas de sierra múltiples de capacidades y dimensiones variables ofrecen un buen servicio para todo tipo de mármoles y otros materiales (excepto granito) para bloques bien conformados.

Técnica de aserrado

Fijación del bloque

En la medida que sea posible, utilice únicamente bloques con una longitud consistente que corresponda a la longitud segmentada efectiva de las láminas diamantadas. De este modo se producirá un desgaste regular de los segmentos diamantados. La buena fijación del bloque es fundamental, ya que en la práctica reduce las vibraciones de corte y el desgaste de los segmentos, a la vez que aumenta las velocidades de avance descendente.

Enfriamiento

La cantidad, calidad y buena distribución de agua para el proceso de enfriamiento son factores importantes que afectan a la vida útil de la lámina y la calidad del corte. Debería utilizarse agua blanda bien decantada, especialmente cuando se trabaja con materiales que producen fluidos abrasivos o viscosos.

Velocidad de avance descendente

La velocidad de avance descendente es un parámetro fundamental en el aserrado con bastidor. Afecta no sólo a la producción por hora, sino también a la calidad del corte y la presión ejercida en los segmentos para evitar el satinado de la impregnación de diamante. En cualquier caso, la velocidad del avance descendente debe ser suficiente para garantizar el proceso de auto-afilado de los segmentos diamantados.

Enfoque del aserrado

Comience el aserrado con una velocidad de avance baja. Tan pronto como los segmentos de la lámina penetren en el material, la velocidad de avance descendente aumentará gradualmente hasta que se alcance la velocidad de funcionamiento normal. Ésta debería mantenerse hasta que se corte el bloque completo.

Plan de aserrado

Cuando se trata de la misma calidad de piedra, como es el caso de las canteras, es posible decidir y mantener una velocidad óptima. Sin embargo, esto no es posible cuando se cortan sucesivamente diferentes materiales. En este caso, no sólo deben modificarse las velocidades de avance, dependiendo de la naturaleza de la piedra, sino que también deben alternarse diferentes tipos de piedra. Por lo tanto, el aserrado debe planificarse cuidadosamente tanto para garantizar la duración máxima de las láminas como para evitar el montaje y desmontaje frecuente de las mismas.

Alternancia de materiales

Al cortar varios tipos de materiales en la misma máquina, como en el caso de los mármoles, casi siempre se utilizan las mismas láminas, cuando la solución ideal sería utilizar dos juegos de láminas de dos tipos diferentes, o incluso tres, en algunas ocasiones. Sin embargo, resulta lógico utilizar un único juego, y de hecho, este método será eficaz siempre que los materiales se clasificasen de antemano, de acuerdo con su dureza y abrasividad. Además, la velocidad de avance descendente debería ser la apropiada para cada material, y debería realizarse un aserrado alternado de materiales duros o compactos con materiales blandos o cristalinos.